• Sevilla Español
  • Sevilla Inglés
  • Sevilla Francés

Historia de Museo Arqueológico de Sevilla

Museo Arqueológico de Sevilla - Plaza de América ("Plaza de las Palomas")
Parque de Maria Luisa

Contenido

La excelente calidad de las obras y piezas que forman parte del fondo del museo además de la cantidad que custodia lo hacen estar entre los primeros de España, son de destacar los restos de la época romana e hispanorromana, los más importantes y abundantes que posee el museo, y que proceden en mayor parte de Itálica, en menor medida aunque eso no hacen que sean menos importantes son las piezas procedentes de los municipios de Écija, Estepa, Alcalá del Río, Villanueva del Río y Minas, etc., a estos hallazgos hay que añadir las donaciones realizadas por particulares o incluso el Ayuntamiento de la ciudad. También son destacables las piezas de etapas prerromanas gracias a la calidad de su conservación.

Las Salas

Está formado por tres plantas divididas a su vez en Salas conteniendo objetos datados en la época prehistórica hasta la Edad Media.

La planta baja expone material de yacimientos prehistóricos provinciales en orden cronológico. La planta principal muestra material de la época romana y posteriores que proceden también de la provincia aunque en mayor parte se excavaron de la ciudad de Itálica. La planta primera está reservada a investigadores y distintos servicios del museo.

Las Salas I a X se pueden contemplar piezas datadas desde el Paleolítico hasta la cerámica ibérica. En la Sala VI se halla una reproducción exacta del que se considera más importante hallazgo que conserva el museo, el Tesoro del Carambolo (su original está a buen recaudo en una caja fuerte) que data del año 650 a. C. y que fue una fuente significativa para dilucidar detalles de la cultura de los primeros andaluces, la cultura de Tartessos.

Las Salas XII a XXV contienen la ya referida colección de elementos del Imperio Romano en Hispania, esculturas, mosaicos, restos arquitectónicos, epigrafía, vidrio, cerámica, orfebrería, etc. Lo que más destaca de estas antigüedades son las esculturas, auténticos colosos, el Hermes, un retrato de Alejandro Magno (siglo II), un torso de Artemís o Diana cazadora, realizado en mármol de espejuelo (datado en el siglo IV), el torso del Diadúmeno. En la Sala XIV sobresale la que se considera “la más hermosa escultura clásica descubierta en suelo español”, una representación de Mercurio, copia de otra obra en bronce que se atribuye a Cephisodotos el Antiguo (padre de Praxiteles). La Sala XVI destaca una escultura de Venus, la Sala XVII la preside Afrodita Anadyomene después de su nacimiento de la espuma del mar, cuyo estilo hace que sea fechada en el siglo IV a. C. La Sala XIX contiene a tan diversas diosas como son Isis, Diana y Cibeles. En la Sala XX se encuentra un gran repertorio de estatuas y retratos de personas de familias imperiales entre las que se observa la de Augusto, Trajano divinizado, un busto-retrato de Adriano y un retrato de Vespasiano.

En la Sala XXVI se conservan piezas paleocristianas, visigodas y califales, destacando un sarcófago paleocristiano y cruces de oro visigodas que muestran lo majestuoso de estos ajuares llegados desde Toledo. También destaca por su interés histórico un gran fuste columnario que tiene grabado en su superficie un rótulo referente a la fundación de la primera mezquita mayor de la ciudad, la mezquita de Ibn Adabbas, ocupada hoy por la iglesia del Salvador.

La última sala contiene obras mudéjares y alguna gótica.

[<< Anterior] 1 2 3 4 [Siguiente >>]

Síguenos

Traductor Web

Hoteles en Sevilla

Destino

Fecha de Entrada
calendar
Fecha de Salida
calendar
Directorio de  Turismo en Sevilla